“Se está obligando a las empresas a endeudarse para hacer frente a los gastos fijos” asegura el Presidente de AEMPRYC, Francisco de la Iglesia.

Desde la Asociación de Empresarios y Profesionales de Medina de Rioseco y Comarca (AEMPRYC) consideran imprescindible un mayor apoyo a las PYMES y autónomos que se han visto afectados por la crisis sanitaria del Covid-19 por parte de todas las instituciones públicas. La situación de especial necesidad que ya sufrían las pequeñas empresas del medio rural, fruto de la bajada del consumo consecuencia directa de la despoblación, incrementa una crisis que puede acabar con el cierre definitivo de muchas de ellas.

El Presidente de AEMPRYC, Francisco de la Iglesia, asegura que en el momento actual se está obligando a las empresas a endeudarse para poder hacer frente a los gastos fijos, incluidos los tributos a los que tarde o temprano tendrán que hacer frente ya que sólo se considera hasta ahora el aplazamiento de los mismos y no su posible bonificación. “Debemos tener claro que las pequeñas empresas necesitan algún tipo de apoyo económico para hacer frente a esta situación, más si cabe en nuestra comarca donde es más compleja la situación económica” afirma de la Iglesia.

Los representantes de los empresarios de Tierra de Campos aseguran que se van a perder un 30% de las ventas de todo el año por el obligado parón de la actividad económica, más si cabe por la coincidencia con la Semana Santa que representa el motor de la economía en la zona. Con las previsiones que están manejando la reducción hasta final de año, una vez que se reanude la actividad, puede suponer una caída en las ventas totales de 2020 superior al 40% respecto al año anterior. Estas cifras afectan a los sectores más afectados por la crisis sanitaria, principalmente el comercio y la hostelería, aunque también se barajan cifras similares en el sector industrial y el turismo. Desde AEMRPYC aseguran que en mayor o menor medida todos los sectores en la zona se verán afectados por la situación.

“Las instituciones públicas tienen que tener claro que, después de la salud que es la gran prioridad de nuestro país, la situación económica -especialmente los problemas de supervivencia de PYMES y autónomos- debe ser el segundo eje prioritario en la acción institucional” declara De la Iglesia, quien también quiso remarcar que “es una situación sin precedentes donde necesitamos que desde la administración se apoye económicamente bonificando esos tributos para evitar posibles ceses de actividad y poniendo en marcha una reconversión y modernización empresarial en la comarca que permita el mantenimiento empresarial y del empleo, debemos pensar en el día uno después del coronavirus y empezar a actuar lo antes posible”.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *